6.9 C
Temuco
27 mayo 2024
spot_imgspot_img

Empleo en La Araucanía: tarea pendiente

La Araucanía tiene los salarios laborales medios más bajos del país. Agreguemos a esto la alta inflación de 2022, que ha significado una fuerte disminución del poder adquisitivo de los trabajadores en general, pero en particular o en mayor proporción de los trabajadores de La Araucanía, dados sus salarios que en términos promedio ya son bajos.


Por: Patricio Ramírez
Coordinador Observatorio Económico y Social de la Universidad de La Frontera
11 de enero de 2023


A inicios de 2020, para el trimestre móvil diciembre 2019 – febrero 2020, la Región de La Araucanía registraba casi 450 mil personas ocupadas (449.350 para ser exactos); una tasa de desocupación de 6,4% y una participación laboral de 59,4%. En marzo de 2020 llegaría la pandemia del Covid-19 a Chile y, con ello, una crisis sanitaria sin precedentes, pero también los efectos económicos y sociales se dejarían sentir sobre la actividad económica y el empleo. La Araucanía no estuvo ajena a este panorama y de hecho fue de las regiones más golpeadas en pérdidas de empleo, es así como el peor momento de la pandemia en términos de empleo para la región fue el trimestre mayo-julio 2020, donde la cantidad de ocupados cayó a 311.480 personas, es decir, en un par de meses se destruyó el 31% de los puestos de trabajo que había a inicios de año, un duro golpe para la región más pobre de Chile y con mayor informalidad laboral.

Tras ese complejo trimestre el empleo regional quedó fuertemente resentido, a lo que se agregan las restricciones sanitarias producto de la pandemia que no permitieron el normal y completo funcionamiento de gran parte de las empresas y fuentes de empleo dependientes e independientes, lo que a pesar de las ayudas estatales dificultó la recuperación del mercado laboral regional. A finales de 2020 (trimestre noviembre 2020 – enero 2021), el total de ocupados llegó a 350.260 personas, muy lejos aún del stock de ocupados en el periodo prepandemia. Llega 2021 y la situación del empleo sigue mejorando lentamente de la mano con las mejorías observadas en el desarrollo de la pandemia y con la flexibilización de las restricciones. Lo cierto es que 2021 termina con un total de ocupados de 401.480 personas, recuperando una buena parte de los empleos perdidos, pero aún sin llegar a la cifra inicial.

El año 2022 la pandemia sigue cediendo producto, entre otros aspectos, de los planes de vacunación, pero se inicia un proceso de desaceleración de la economía chilena que también vendría a ralentizar la recuperación del empleo. El último trimestre publicado por el INE a la fecha corresponde a septiembre – noviembre 2022, donde La Araucanía reporta 414.090 personas ocupadas, una tasa de desocupación del 8,5% y una tasa de participación laboral de 54,8%. Hoy la región tiene menos ocupados que previo a la pandemia, más desocupación y menor participación.

A poco más de 2 años y 10 meses de la pandemia, la Región de La Araucanía aún no recupera los niveles de empleo, de desocupación y participación laboral que tenía antes del inicio de la crisis; recuperar al menos ese piso y seguir creciendo desde ahí continúa siendo un importante desafío de la región, desafío que se ve aún más complejo con las proyecciones de recesión económica nacional para 2023, donde La Araucanía también se vería afectada y, con ello, agregaría mayores trabas al lento proceso de recuperación y generación de puestos de trabajo. De hecho, el Producto Interno Bruto Regional (PIBR) de La Araucanía viene desacelerando desde 2022, donde las tasas anuales de crecimiento para el primer, segundo y tercer trimestre fueron: 8,5%; 6,2% y 0,0%, respectivamente. Con lo cual, muy probablemente en el último trimestre de 2022 la economía local ya se encuentra en recesión, la que se extendería hasta 2023.

Esta caída en el PIBR será otro golpe para el empleo regional, que ya en 2022 ha sentido los efectos de un menor dinamismo económico de la actividad agregada local. Es así como la generación de empleo en La Araucanía ha desacelerado en los últimos trimestres; para marzo-mayo 2022, por ejemplo, la región anotaba un aumento interanual en los ocupados de 61.660 personas, cifra que desde ahí comenzó a disminuir sostenidamente hasta llegar al último trimestre analizado, donde los ocupados crecieron solo en 30.820 personas, mostrando que la desaceleración económica se tradujo también en una desaceleración en la generación de empleo, y reflejando a su vez el agotamiento del mercado laboral local para seguir recuperando plazas laborales.

Lo que agrava más la situación del empleo en La Araucanía es su situación de vulnerabilidad económica social, ya que el empleo está relacionado con los niveles de pobreza (típicamente personas y hogares con mayor desempleo están asociados a mayor pobreza), por tanto, en la medida que el mercado laboral regional no se recupere y siga creciendo, es muy probable esperar aumentos significativos en los niveles de pobreza en las siguientes mediciones.

La Araucanía tiene los salarios laborales medios más bajos del país. Agreguemos a esto la alta inflación de 2022, que ha significado una fuerte disminución del poder adquisitivo de los trabajadores en general, pero en particular o en mayor proporción de los trabajadores de La Araucanía, dados sus salarios que en términos promedio ya son bajos. Con todo, la recuperación del empleo y la salud del mercado laboral de la región es clave para contener el alza de los niveles de pobreza que se vendrá, y para entregar mejor calidad de vida a los habitantes de La Araucanía.

spot_img

Subscribete a Nuestro Boletín

Últimas Informaciones

Subscribete a Nuestro Boletín

spot_img

Últimas Informaciones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí