6.9 C
Temuco
27 mayo 2024
spot_imgspot_img

«El discurso en la opinión pública de que los mapuche gozan de privilegios, y no existen»

«Lo que existe son derechos que garantiza el Convenio 169 de la OIT». señala Rodrigo Curipan, vocero de los presos políticos mapuche de la cárcel de Angol

Tras los hechos del domingo 7 de mayo, Curipan se refiere a lo ocurrido, luego de haber conversado con los 11 que quedaron en Angol, pues ese mismo domingo en la noche, 6 prisioneros mapuche, fueron trasladados a tres cárceles en distintas regiones.

Hace una referencia al trasfondo, de la enorme cantidad de publicaciones en que se tipifica de secuestro, a las acciones que se generaron entre los prisioneros y gendarmes en esa jornada.

A continuación, entrevista completa publicada en el medio Interferencia.cl.

Wallmapu

Vocero de presos mapuche y supuesto secuestro de funcionarios en la cárcel de Angol: “Es una situación montada por Gendarmería”

Paula Huenchumil Jerez

 

urante estas últimas semanas, distintos medios de comunicación han publicado acerca del caso de un ‘secuestro de funcionarios en la Cárcel de Angol’, lo cual implicó abrir una investigación por parte de Fiscalía y trasladar a los reos que estarían involucrados en ello. La situación ocurrió el pasado 7 de mayo en el marco de la cancelación de visitas durante la jornada de elecciones del Consejo Constitucional.

El ministro de Justicia, Luis Cordero (independiente cercano a Socialismo Democrático), calificó la situación como “gravísima” y precisó que el hecho se registró “alrededor de las 10 de la mañana” y que luego de ser liberados, los uniformados fueron a constatar lesiones en el servicio de salud al interior del propio penal, según informó Radio Universidad de Chile.

Ante el traslado de seis presos mapuche como medida punitiva, una delegación de comunidades de la Provincia de Malleco llegó hasta la cárcel de Rancagua en apoyo a dos presos que fueron trasladados hasta ese recinto penal desde la ciudad de Angol. Se trata de los internos Patricio Queipul Millanao y Fabián Llanca Nahuelpi, procesados en la Araucanía, quienes fueron llevados hasta la Región de O’Higgins y según lo informado por el werken Rodrigo Curipan fueron heridos y no recibieron atención médica.

Interferencia conversó sobre lo ocurrido con el werken (vocero) de los presos políticos de Angol, Rodrigo Curipan, quien sobre el secuestro de los gendarmes acusa que “a nuestro juicio es una situación grave porque fue montada por Gendarmería”. A su vez informa, que los 17 presos están en huelga de hambre.

“Ciertos sectores de Gendarmería comenzaron a paralizar el acuerdo que se había logrado en 2020, junto a la diputada Gloria Naveillan, Jorge Rathgeb y Miguel Mellado, quienes son los que han ido orquestando esto desde hace mucho tiempo y tratando de poner el discurso en la opinión pública de que los mapuche gozan de privilegios, y no existen. Lo que existe son derechos que garantiza el Convenio 169 de la OIT sobre Pueblos Indígenas y Tribales”, añade Rodrigo Curipan.

También plantea que “la otra cuestión que nos da curiosidad, es que mientras sucedían los hechos, ya había prensa afuera de la cárcel, ahí estaba la televisión. Yo diría que han pasado situaciones mucho más complejas y no están tan encima. Esto estuvo planificado”.

– ¿Qué ocurrió ese día en la Cárcel de Angol?

El domingo 7 de mayo, el día de las elecciones de la Convención Constituyente, en la que nosotros no participamos, no votamos y la familia de ellos tampoco. Ese día nos enteramos por los medios de comunicación sobre lo que estaba pasando en la Cárcel, nos acercamos para allá, pero no tuvimos posibilidad de conversar con ellos.

Los están acusando hoy día de haber secuestrado a tres gendarmes, es una situación muy grave, y pensando en que cada uno de ellos ya tiene causas,  algunos ya están condenados y otros están imputados, es decir, es atribuirle otra causa penal a cada uno de ellos.

Por otro lado, rompe con todo lo que se había alcanzado, en términos de garantizar algunos derechos culturales y espirituales al interior de una cárcel, penal en donde hoy día hay mapuche. Aquí lo que hubo en definitiva, fue una cuestión orquestada de parte de Gendarmería.

– ¿Usted entonces desmiente el secuestro del que son acusados?

– Claro. Al día siguiente de lo sucedido conversamos con ellos, con los prisioneros políticos mapuche. Pudimos ingresar, conversar y preguntarle a lo menos a los once que quedaron acá, cuál fue la situación que sucedió.

Efectivamente ellos no dicen que no hubo una situación, la que a veces se da; que hay palabras para allá y palabras para acá en una cárcel. Eso sucede, yo lo digo por experiencia, porque igual he estado preso, pero esta vez se vio que había una situación mucho más planificada por parte de Gendarmería.

En ese contexto, ellos relatan que las personas que fueron a comunicarles ese día que no había visita, ingresaron al módulo de los Prisioneros Políticos Mapuche sin querer retirarse de ahí. A los cinco minutos llegó Gendarmería acusando de que tenían de rehenes a tres gendarmes. En el propio video de gendarmería aparecen personas encapuchadas, ¿qué hace una persona al interior de Gendarmería en esas condiciones?

Lo otro es que cuando Gendarmería ingresa por las puertas traseras del módulo le disparan Fabián y le disparan a otros tres peñis más que estaban al frente, todo lo que se ve después en el vídeo -cuando se aparenta de que hay una situación descontrolada de parte de los peñis-, es porque ya habían tres personas que estaban heridas por disparo de escopeta. Y a pesar de toda esa situación, los peñis nunca golpearon a gendarmes. Treinta minutos más tarde, la fuerza antimotines entró y finalmente los golpearon y redujeron. Los tuvieron desde las 10 de la mañana hasta la 1 de la mañana del día siguiente en el gimnasio del mismo establecimiento penitenciario.

El hecho de que le hayan disparado y que después se configure este delito que ellos quieren acusar a los peñis de secuestro, es una situación grave a nuestro juicio porque fue montada por Gendarmería.

Desde agosto cuando firmamos el acuerdo ha habido un grupo de gendarmes que tienen altos cargos en la Cárcel de Angol y en la Región que han intentado sabotear el acuerdo porque dicen que es ilegal, que es un acuerdo que no debieron haber tenido con comunidades.

– ¿Qué fue lo más relevante del acuerdo de 2020 con Gendarmería?

– Nosotros acordamos con Gendarmería algunas garantías respecto de algunos derechos culturales, por ejemplo, que las evaluaciones de cada uno de los prisioneros políticos mapuche para poder acceder a los centros de trabajo, a los CET [Centro de Educacion y Trabajo de Gendarmería de Chile], se hicieran desde una perspectiva distinta. Es decir, que participaran no solo profesionales técnicos, que ahí debiera incorporarse elementos culturales propios de la cultura mapuche; entonces ellos trabajan ahí, hacen artesanías, orfebrería, lo que debiera ser incorporado como parte de las evaluaciones que debieran darse para beneficio de salir a un CET.

Además de eso, la prácticas culturales que los peñis hacen a pesar del espacio reducido, ya sea palín o incluso ellos realizan su ceremonia a las siete de la mañana, después que sale el sol, y hacían otra cuando se pone. Ese tipo de acuerdos son los que se firmaron.

También se acordó que las visitas fuesen en días distintos al resto de la población penal, que ingresen alimentos tradicionales propios de las comunidades mapuche y de esa forma poder acceder, digamos, a que los peñis tengan a lo menos garantizada su propia condición cultural y espiritual dentro de una cárcel. Es lo lo dice el Convenio 169, no lo estamos diciendo nosotros.

Es decir, estamos exigiendo que se aterrice o se interprete el Convenio 169 en un centro penitenciario como Angol, pero ciertos sectores de Gendarmería, comenzaron a paralizar esto, junto a la diputada Gloria Naveillan, Jorge Rathgeb y Miguel Mellado, quienes son los que han ido orquestando esto desde hace mucho tiempo y tratando de poner el discurso en la opinión pública de que los mapuche gozan de privilegios, y no existen. Lo que existe son derechos que garantiza el Convenio 169 de la OIT».

El domingo después de los golpes y todo lo sucedido, Gendarmería salió diciendo que los mapuche tienen bebidas que podrían considerarse prohibidas, pero lo que ingresó fue muday, el cual ha ingresado siempre, u otros alimentos como harina tostada, por ejemplo. En algunas fechas importantes culturalmente para los mapuche han ingresado carne.

Han montado situaciones, como el decir que hay una piscina, que claro efectivamente había una piscina, pero era una piscina que la había ingresado con todos los protocolos de Gendarmería; una cosa muy pequeña, era para cuando iba la familia y los niños en tiempos de verano se pudieran bañar. Dicen que hay tráfico, es una situación en la que hemos sido muy rigurosos, que no se debe dar dentro del módulo.

Otros gendarmes con más antigüedad en el lugar, respetaban el acuerdo, pero hoy día de parte de otros gendarmes, sobre todo a nivel regional, y de los que tienen de alguna forma intereses o que participan de partidos políticos de derecha, han tratado de llevar a cabo esta operación en la que finalmente hemos terminado perjudicando la prisión política de los peñis que estaban ahí.

– ¿Por qué se manifestaron este lunes en las afueras de la Cárcel en Rancagua?

-A raíz de los incidentes que ocurrieron el domingo 7 de mayo, Gendarmería tomó la determinación de trasladar a seis prisioneros políticos mapuche a distintas cárceles; entre ellas, está la Cárcel de Rancagua, de alta seguridad, la Cárcel de Bio Bío en Concepción y la Cárcel de Puerto Montt.

Lo que sucedió el domingo 14 de mayo, es que al mediodía partimos una delegación de distintas comunidades mapuche de la zona de Malleco, para ir a conocer cuál era el estado de salud en que se encontraban los prisioneros políticos Fabián Llanca y Patricio Queipul, que son los que están en Rancagua.

Éramos cerca de 150 personas, diferentes werkenes [voceros] de comunidades que acompañamos a sus familiares, quienes de la noche a la mañana se ven en una situación -que a nuestro juicio es injusta-, y es que terminan apartados de su territorio a más de 500 kilómetros. Entonces queríamos acompañarlos y saber cuál era la condición en la que estaban, entendiendo que ellos siguen siendo prisioneros políticos mapuche para nosotros, para la causa mapuche.

Fuimos recibidos por el alcaide de ese recinto penal, conversamos en primera instancia junto al lonco Víctor Queipul y una delegación de werkenes que entraron para coordinar una posible visita el mismo día, lo que efectivamente se dio, pudieron a lo menos la familia y la lamngen que había ido con lawen [medicina tradicional] que envió una lamngen machi de la zona, una lawentuchefe, y los atendió a ellos dentro, las heridas que tenían, principalmente Fabián que presenta un disparo en su pierna y Patricio que tiene un balín alojado en la mejilla.

Hay algunos tratamientos que se tienen que hacer desde el punto de vista más tradicional mapuche, de la medicina propia, porque sus cuerpos están todos morados por la golpiza que recibieron el día domingo, el día de las elecciones.

– ¿Considera que la decisión de trasladarlos es una especie de castigo?

-Eso es parte de la planificación. Ellos saben de que si sucedía una situación así de grave, sí lograban de alguna forma llegar a eso.

Algunos dicen que en todos los penales en Chile los días de elecciones no hay visitas. Nosotros podemos incluso dar antecedentes de que es mentira. En la Cárcel de Angol cada vez que ha habido elecciones, había coordinación un mes antes de las visitas de los prisioneros políticos mapuche, en algunos casos anteriores, se corría la fecha, pero sin embargo, en la elecciones hasta del año pasado, se coordinó de que el mismo día tuviesen visita, pero solo que se le pedía a los familiares que llegaran a una hora determinada para que los funcionarios que estaban ahí, posteriormente fuesen a votar para cumplir con su deber cívico, y en la tarde una vez que salieran, porque salían a las cuatro. Ahí iba a estar todo en orden y seguía el funcionamiento normal. Eso se acordó, era parte de una cuestión ya de costumbre.

Cuando llegó la visita, este día domingo 7, ahí se pensó lo mismo, la diferencia es que nunca hubo comunicación desde el mando superior hacia abajo por parte de Gendarmería para comunicarle a los peñis de que ese día no se iba a repetir. Recién esos tres gendarmes que entraron dieron la orden de jaque, que ese día no iba a haber visita, pero cuando las visitas ya estaba afuera. Eso generó un descontento con los peñis, que le hicieron reclamaciones.

Ahora que los tres gendarmes no quisieran salir, ese es otro asunto, porque les pidieron que fueran a hablar con quien estuviera a cargo en ese momento para que le comunicara qué es lo que podían hacer o cómo resolvían, pero finalmente esos tres gendarmes no quisieron salir, y terminaron generando una situación que hoy día ya todos conocemos y que la prensa más burguesa, en este caso la de derecha, intenta plantear que no hubo ahí un motín, sino derechamente un secuestro. Eso es mentira.

Gendarmería dice “esto es una situación tan grave que finalmente nosotros tenemos que tomar una decisión» y termina trasladando a seis de los prisioneros políticos mapuche; cosa curiosa, de los 17, seis salieron trasladados, y no es casualidad, que son justamente los seis que son parte de la ordenamiento cultural, que adentro dirigen este Módulo. Es como descabezar la dirigencia. Evidentemente aquí hay una situación planificada por parte de Gendarmería.

La otra cuestión que nos da curiosidad es que mientras sucedían los hechos, ya había prensa afuera de la cárcel, ahí estaba la televisión. Yo diría que han pasado situaciones mucho más complejas y no están tan encima.

Esto estuvo planificado, finalmente los peñis fueron trasladados, y nosotros consideramos que aquí la medida que tomó Gendarmería tiene un propósito que no es simplemente tratar de dar un escarmiento por los hechos que sucedieron, por decirlo de una forma, sino que además es tratar de terminar con el Módulo de los Prisioneros Políticos Mapuche, terminar con la garantía de esos derechos que ellos tenían adentro de ejercer cultural y espiritualmente algunas condiciones.

Pero, por otro lado, finalmente es hacer que la prisión política para los mapuche o para miembros de comunidades mapuche sea más dura, sea más firme. Entonces en ese sentido, ese castigo no sólo es para quien presuntamente participó de un supuesto secuestro, sino que además es para las propias familias, para las propias comunidades a las que pertenecen los prisioneros políticos mapuche.

Yo diría que es una de las situaciones más graves que ha sucedido y que yo estoy seguro que si se hiciera una investigación con objetividad, aquí saldría efectivamente responsable Gendarmería y no los peñis, porque hay una cuestión del orden técnico de parte de Gendarmería. Ninguno de los prisioneros adentro, ningún preso común, ni prisionero político, tiene control sobre las puertas y los ingresos de las cárceles, los únicos que tiene control son los gendarmes.

La pregunta nuestra es por qué entraron tres gendarmes al interior del Módulo a explicar algo que sabían que no iba a resultar bien; segundo, desde Gendarmería señalan que una semana antes comunicaron ello, entonces la pregunta es ¿qué necesidad tenía el alto mando de enviar tres gendarmes hasta el mismo Módulo adentro para comunicar lo mismo si bastaba con decirle a la familia que no había visita?

Entonces, ellos tienen el control de las puertas y todo, en ningún momento los prisioneros tuvieron ánimo de dejarlos adentro, incluso pudieron haberle comunicado a través de una puerta chica que se llama, que es la que se usa cuando el gendarme le quiere entregar una información a alguien. Entonces aquí hay cuestiones que no se entienden y que se fueron a hacer justamente ese día de forma irregular diría yo, pero con la intención finalmente de generar esta situación, porque el vídeo que circula por internet, que llegó a la prensa, finalmente de un celular ni siquiera la cámara de seguridad, no aparece cuando le hicieron los disparos a Fabián y a los demás. Eso no aparece, pero si aparece lo que ellos fingen hoy día como un intento de rehenes.

– ¿Recibieron atención después de esos disparos?

– Atención médica no hubo inmediata, solo la atención de la lamngen en Rancagua… entonces ¿por qué nosotros finalmente terminamos señalando que hay prisión política? Porque detrás de esto, todo es una cuestión política, porque a ellos debieron haberlos trasladado inmediatamente a los que estaban heridos.

Hay una persona que tiene el disparo desde la columna hacia abajo, por una cuestión humanitaria debía haber sido trasladado a un centro asistencial y no ocurrió así, ahí hay un acto discriminatorio, un acto racista, una intención, una cuestión planificada y premeditada que tenía que llevar a cabo Gendarmería.

– ¿Realizarán algún tipo de acción o gestión con lo que acusan?

– Hay recursos que se están presentando. La intención de visitar cada una de las cárceles es para darles tranquilidad a las familias, y también porque queremos conocer cuál es el régimen que hay ahí. Los regímenes son completamente distintos. Además, al día siguiente los peñis tomaron la decisión de partir una huelga de hambre hasta que se han devuelto a cada una de las cárceles, los diecisiete que eran del módulo de Angol están en huelga.

– ¿La decisión de trasladarlos se la comunicaron a sus familias previamente?

– No, nos enteramos a las dos de la mañana cuando estábamos afuera de la Cárcel, no por Gendarmería, sino porque trascendió a través de la prensa local que habían decidido trasladar seis a distintos penales. No se le comunicó a las familias, ni a los abogados defensores, no se le comunicó al Instituto Nacional de Derechos Humanos, prácticamente a nadie. Entiendo que al Tribunal se le informa al día siguiente y es un poco lo que nosotros estamos viendo, porque para hacer un traslado de esta magnitud debieron a lo menos haber contado con el permiso de algún tribunal. El mismo día domingo a las 11 de la noche lo sacaron.

– Respecto a lo que me comentaba del Convenio 169 ¿qué acciones pretenden realizar? (Qué es el Convenio 169 de la OIT al que apelan los mapuche y por qué complica tanto al gobierno)

– Mire, yo creo que aquí hay una situación que permite de alguna manera ver la posibilidad de que esto se revierta. Eso tiene que ver derechamente con cómo se interpreta el Convenio 169 dentro de un recinto penal. Lo que se hizo por parte de Gendarmería, por muy graves que hayan sido los hechos, pudieron haber buscado otra medida de castigo, pero sin embargo aplicaron el mismo concepto winka y lo siguieron haciendo a su manera.

Se van a presentar recursos de protección, además una querella por los daños causados física y psicológicamente, entendiendo que tres de ellos incluso llevan una huelga más de 60 días ahí. Si se aplicara el criterio 169, ellos deberían volver a la Cárcel de Angol. Eso es lo que debiese suceder, porque están cerca de su territorio, de su comunidad, porque todo esto implica un sacrificio para distintas familias mapuche.

Yo entiendo que a Gendarmería y al Estado incluso les molesta la aplicación del 169, cuando los mapuche empiezan a aterrizar, qué es lo que entienden de ese convenio internacional. Recordará que hace unos años, igual se llevó a cabo una huelga para conseguir el traslado a los CET, para conseguir que se implementara el 169 en los tribunales, sin embargo, el Estado se negó, porque para ellos es mucho más válida la palabra de un experto, ya sea académico, que la palabra de los mismos titulares de los derechos, en este caso los mapuche.

Estamos evaluando ahora y desde el punto de vista legal, creo que vamos a recurrir a esa vía, digamos entendiendo los tribunales chilenos, pero tenemos poca ventaja aquí en Araucanía, entendiendo todo el clima mediático que se le ha dado a la situación mapuche, por lo que lo más probable es que no se dé a conocer y la huelga tenga que seguir sus curso.

https://interferencia.cl/articulos/vocero-de-presos-mapuche-y-supuesto-secuestro-de-funcionarios-en-la-carcel-de-angol-es-una

 

spot_img

Subscribete a Nuestro Boletín

Últimas Informaciones

Subscribete a Nuestro Boletín

spot_img

Últimas Informaciones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí