11.5 C
Temuco
12 junio 2024
spot_imgspot_img

Joaquín Millanao Queipul con 20 años de edad, condenado a 47 años de presidio

Nación Mapuche. Tras dos años de prisión preventiva: Joaquín Millanao, primo de Camilo Catrillanca, es condenado a 47 años de cárcel

 

Paula Huenchumil J. / Resumen Latinoamericano, 7 de agosto de 2023

El joven mapuche de 20 años de Temucuicui, fue sentenciado por el Tribunal Oral en lo Penal de Angol por cinco delitos que incluye porte ilegal de arma, homicidio frustrado en contra de Carabineros y robo con violencia. Su familia y el abogado defensor, Eduardo Painevilo, acusan racismo, e ingresaron un recurso de nulidad que fue declarado admisible.

 

Cuando Joaquín Millanao Queipul era pequeño, uno de sus pasatiempos favoritos era ir al río y salir a pescar con unos de sus primos, Camilo Catrillanca, eran cercanos, crecieron juntos en la Comunidad Tradicional de Temucuicui en la comuna de Ercilla. “A mi hermano lo marcó la muerte de Camilo, lo impactó emocionalmente”, dice a Interferencia, Ángela Millanao.

“Creció su rabia contra Carabineros y se vinculó más a la defensa territorial”, añade la hermana de Joaquín, recordando el 14 de noviembre de 2018, cuando Camilo Catrillanca, nieto del lonko Juan Catrillanca, fue asesinado por la espalda por Carabineros, mientras iba en un tractor. El día de su eluwun (funeral), Joaquín fue uno de los jóvenes que participó Choike Purrun (danza tradicional), para despedir a su primo.

Joaquín Millanao Queipul tiene 20 años. Hasta sexto básico estudió en la escuela de Temucuicui, y estaba en segundo medio cuando lo detuvieron. Finalmente, pudo llegar hasta tercero medio en el Liceo Agrícola El Vergel, “después el colegio no permitió que siguiera estudiando porque estaba en prisión preventiva”, relata Angela Millanao, quien de tres hermanos, es la mayor.

Sus padres, Marta Queipul y Juan Millanao, ambos con su tuwün (origen) en tierras antiguas de la comunidad de Temucuicui, viven en la recuperación del ex Fundo Alaska, un territorio que es parte de un proceso histórico en el marco de la demanda de tierras indígenas.

Hace dos años, su familia lo visita regularmente los domingos en la cárcel de Angol. “Esto nos ha marcado bastante. Mi mamá cayó en una depresión. Hemos estado angustiados, pero nunca hemos dejado de visitar y apoyar a mi hermano”, dice Angela.

“Una condena más larga que su propia vida”

Joaquín Millano nació en 2003, cuando la comunidad estaba recuperando territorio del particular de René Urban, cinco años después, nació Juan Eduardo, el menor de los hermanos. “Por nuestra lucha como familias, toda la vida hemos vivido represión, ellos estudiaron en la Escuela G-816 de Temucuicui, que también ha tenido allanamientos”, relata Angela Millanao.

Según el Informe Social Pericial, Joaquín Millano, “desde su primera infancia desarrolla una vida bajo la usanza mapuche, vinculante a la tierra, naturaleza y actividades culturales propias”.

El Informe Social Pericial, indica que Joaquín Millano, “desde su primera infancia desarrolla una vida bajo la usanza mapuche, vinculante a la tierra, naturaleza y actividades culturales propias”.

“Dentro de sus prácticas culturales, desde niño se desenvuelve como choikeche, es decir danza en ceremonias con una alta connotación espiritual y relación con la naturaleza simulando al ñandú, también se desenvuelve como Agüfe y Cona. Participa activamente junto a su familia en espacios de encuentros como trawün, ceremonias como wiñol tripantüngullatünElugün u otras, adquiriendo de temprana edad valores y costumbres bajo la usanza mapuche, junto a su madre y padre, quienes se han preocupado por otorgarle a sus hijos bienestar y trasmitirles enseñanzas y aprendizajes para la vida”, indica el documento.

En julio, el Tribunal Oral en lo Penal de Angol lo sentenció a 47 años de presidio por los delitos de robo con violencia, robo con homicidio frustrado a Carabineros y porte de arma de fuego, en un hecho ocurrido en julio del 2021 en la comuna de Victoria.

En el mismo caso, también se condenó a Ramón Toris Quiñinao (27), quien fue sentenciado a 10 años y un día de presidio por el robo con violencia, mientras que un tercero, de iniciales P.Q.C (19) -quien tenía 17 años al momento de los hechos-, fue sentenciado por robo con violencia a 3 años y un día de internación en régimen semicerrado, por el robo con homicidio frustrado a 5 años y un día de internación en régimen cerrado, de acuerdo a lo publicado por Cooperativa.

En el juicio, Joaquín Millanao se desmayó, pues lleva más de 60 días en huelga de hambre como una forma de protesta. Además, su familia acusa que fue golpeado cuando lo detuvieron, “presentamos una querella contra Carabineros, pero aún no nos llaman a ninguna audiencia”.

Interferencia habló con el abogado defensor, Eduardo Painevilo, quien informó que presentaron un recurso de nulidad, el cual fue declarado admisible y será conocido por la Corte de Apelaciones de Temuco.

“Las penas son totalmente excesivas por los delitos por los cuales fue condenado, la mayoría de estas penas se aplicaron más allá del mínimo, sin considerar que Joaquín Millanao tiene irreprochable conducta anterior. Además, la sentencia adolece de ciertos vicios, de hecho su participación no quedó demostrada en el juicio”, explica.

“La mayoría de estas penas se aplicaron más allá del mínimo, sin considerar que Joaquín Millanao tiene irreprochable conducta anterior”, dice el abogado Eduardo Painevilo.

A esto agrega, que “sobre todo en los delitos de robo, no hay pruebas que demuestren la participación de Joaquín y aún creemos que existen pruebas que lo desvinculan. En el tribunal, uno de los jueces estimó que no había pruebas suficientes para condenarlo por estos delitos”.

“Una persona sin antecedentes se le pretende tener encerrado por más del doble de la vida que tiene, entonces es un factor que evidentemente demuestra que hay un ensañamiento al momento de aplicar estas penas”, dice el abogado Eduardo Painevilo.

Por su parte, Angela Millanao, comenta que “si él hubiera sido hijo del ministro o de un político, estaría libre en estos momentos, o a Pradenas que le dieron una condena de 17 años. Mi hermano no es ningún asesino, no mató a nadie, no ha violado a nadie, espero que se anule este juicio injusto”.

Tierras antiguas

De acuerdo al libro “La Reforma Agraria y las tierras mapuches: Chile 1962- 1975”, de Martín Correa, Raúl Molina y Nancy Yáñez, la Comunidad de Temucuicui pertenecía a la jurisdicción territorial del antiguo Lonko Epuleo Coñomil.

“Sin embargo, cuando se radicó a la comunidad en 1884 con el Título de Merced Nº 3B ‘Ignacio Queipul’ y ‘Millanao’ de 150 y 100 hectáreas respectivamente se dejaron fuera estos terrenos. A partir de 1919, por medio de remates fiscales, las tierras ancestrales de la comunidad pasaron a formar parte de la sucesión de Juan Patterson como Fundo Alaska y Temucuicui, completando unas 1.652 hectáreas”, añade una publicación del Observatorio de Derechos de los Pueblos Indígenas.

“A partir de 1919… las tierras ancestrales de la comunidad pasaron a formar parte de la sucesión de Juan Patterson como Fundo Alaska y Temucuicui”.

Ya desde la década del 70’, el territorio comenzó a ser recuperado, y en 1972, el Consejo de la Corporación de Reforma Agraria (CORA) decidió expropiar la totalidad de los predios rústicos denominados Alaska y Temucuicui. Sin embargo, tras el golpe militar de 1973 se dio inicio al proceso de Contrarreforma Agraria, así, de acuerdo a lo investigado por Martín Correa y José Aylwin:

“En el caso del fundo Alaska y Temucuicui, el acuerdo de Revocación de la Expropiación se firmó el 24 de Septiembre de 1974, volviendo la tierra a poder de los Patterson y desalojando a los mapuches. Las familias de Temucuicui recuerdan cómo perdieron sus tierras ancestrales recientemente recuperadas”.

El territorio pasó nuevamente a los dueños anteriores, descendientes de Patterson, quienes vendieron las tierras a la Forestal Mininco a mediados de los setenta. Finalmente, tras una histórica disputa de tierras mapuche, en 2000, tras distintos allanamientos policiales, el Gobierno a través de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi), gestionó la compra del fundo Alaska, pero la demanda basada en el territorio antiguo de Temucuicui, no ha cesado.

Fuente: resumenlatinoamericano.org

 

spot_img

Subscribete a Nuestro Boletín

Últimas Informaciones

Subscribete a Nuestro Boletín

spot_img

Últimas Informaciones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí