15.3 C
Temuco
23 abril 2024
spot_imgspot_img

Jéssica Bonnefoi Carriqueo, está presa por ser mapuche y lleva una semana en huelga de hambre

“El viernes 25 de agosto fui al juzgado a declarar (a cargo del juez Gustavo Villanueva), para decir que al momento de esos hechos yo ya no vivía dentro de la comunidad, pero hay otra causa por usurpación y también estoy en la de Los Radales (N.d.R. Es una causa por el incendio de una casilla de Gendarmería en la cabaña Los Radales de Villa Mascardi, Río Negro), que ni siquiera tengo conocimiento de la causa, pero por la fecha coincide en que yo ya no estaba ahí”, explicó con voz pausada.


Fuente:https://agenciapresentes.org/
28 de agosto de 2023


 

Jéssica Bonnefoi Carriqueo Antimil, joven mapuche madre de cinco hijos, fue detenida y golpeada. Permanece privada de su libertad en la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) en Bariloche. Exigen su libertad por falta de pruebas.

 

Jéssica Bonnefoi Carriqueo Antimil, joven mapuche madre de cinco hijos, integraba la comunidad Lafken Winkul Mapu cuando la justicia federal ordenó su detención en octubre de 2022. Aunque ella ya no pertenece a esa comunidad, quedó detenida el viernes 11 de agosto por la noche por efectivos de la Comisaría 28, de la policía de Río Negro. Fue en el marco de tres causas en las que aparece como imputada. “Más allá de no pertenecer ahora a ninguna comunidad, me considero una presa política mapuche porque tengo sangre mapuche”, dijo a Presentes desde la sede de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) en Bariloche, donde permanece privada de su libertad. A sus 35 años, está a punto de ser abuela porque su hija de 18 años ya llegó a término con su embarazo.

“Estoy encerrada desde hace quince días, a la espera de la respuesta para que me den el arresto domiciliario. Llevo siete días de huelga de hambre. Vivo en el campo con mis hijos y estaba tranquila”, relató.

Golpes, palos y un diente roto

“El viernes 25 de agosto fui al juzgado a declarar (a cargo del juez Gustavo Villanueva), para decir que al momento de esos hechos yo ya no vivía dentro de la comunidad, pero hay otra causa por usurpación y también estoy en la de Los Radales (N.d.R. Es una causa por el incendio de una casilla de Gendarmería en la cabaña Los Radales de Villa Mascardi, Río Negro), que ni siquiera tengo conocimiento de la causa, pero por la fecha coincide en que yo ya no estaba ahí”, explicó con voz pausada.

Su voz suena debilitada por la huelga de hambre. Dice que ella estaba en la casa de una amiga en Bariloche cuando “entraron los policías provinciales a los gritos, a los palos y a los golpes, fue todo traumático porque no lo esperábamos. Me rompieron un diente. No tiene sentido que esté presa porque hubo un acuerdo político, que también vale para mí porque se hizo en base a los hechos de 2017. Y ese momento sí era parte de la comunidad de Villa Mascardi”, indicó Bonnefoi a esta agencia, en un diálogo realizado durante una de las dos medias horas por día que tiene permitido comunicaciones. Cada día la visita su madre. La mujer contó que su ánimo es “cambiante, a veces mareada, malestares que van y vienen”.

Pendiente el arresto domiciliario

Fuentes judiciales consultadas por Presentes precisaron que Bonnefoi está imputada en la causa iniciada tras la denuncia de Parques Nacionales por usurpación contra la comunidad Lafken Winkul Mapu, de Villa Mascardi (Nro. 26.511). También en otra similar (Nro. 16.149) y en una tercera por daños ocurridos en 2018, en la cual estaba considerada prófuga. Consultadas por los golpes que Jessica denunció haber recibido al momento de su detención, indicaron que no constan en los certificados médicos ni fue hecho planteo alguno por violencia institucional. Sí confirmaron que está pendiente la solicitud de arresto domiciliario.

“Jessica Bonnefoi está acusada de usurpación en la que denominamos causa madre. Esta fue iniciada en noviembre de 2017 cuando la comunidad es desalojada y se produce el asesinato de Rafael Nahuel”, dijo a Presentes Laura Taffetani, abogada de La Gremial que asiste a la mujer mapuche. “La otra causa es por haber rasguñado, literalmente, a la agente Pérez de la Policía Federal”, agregó. Ese hecho queda fuera del acuerdo político al que se llegó en junio con el gobierno nacional, que además fue apelado por la fiscalía y ahora se encuentra en la Cámara de Casación. Esa policía insiste en llegar a Jessica a juicio.

Taffetani explicó que Bonnefoi también está imputada por usurpación en el ex hotel Mascardi, La Escondida, que es un predio privado, y la causa de Los Radales, un expediente donde los sospechosos son “hombres encapuchados” y no mujeres.

“Jessi el año pasado no estaba en la comunidad porque se separó del padre de uno de sus hijos, Cristian Colhuan, entonces ya no vivía ahí. Su hija mayor tiene dieciocho y está a punto de dar a luz, los otros cuatro chicos son menores de edad, el menor tiene 7. Por eso pedimos la prisión domiciliaria. Ella es el sostén de familia con actividades informales, compra y venta de ropa”, describió la abogada.

En un comunicado desde su encierro en la PSA, Bonnefoi dijo: “Me dictaron prisión preventiva sin ningún motivo, ni pruebas más que el hostigamiento y persecución por ser mapuche. La fiscal amenaza con trasladarme a un penal federal a más de 1000 km de mis hijos, que dependen de mí. Por ese motivo he tomado la decisión de iniciar una huelga de hambre sólida hasta que me den la libertad o por lo menos me otorguen la domiciliaria para poder estar con mis hijos”. Y agregó: “Hago un llamado a pu lamien, comunidades, gente consciente y organizaciones sociales y de DDHH que se pronuncien sobre esta situación y apelo a su apoyo y solidaridad. Convoco a movilizarse contra la persecución hacia todo el pueblo Mapuche. Toda forma de lucha es válida. Con el newen del Weichafe Rafael Nahuel iem y Elias Cayicol Garay iem”.

En tanto, en Bariloche, organizaciones indígenas y de apoyo a la lucha de los pueblos originarios realizaron una acción en el Centro de Acceso a la Justicia. “Pedimos que tanto aparataje institucional puedan intervenir en la causa que mantiene privada ilegítimamente de su libertad a la lamgen Jessica Bonnefoi y a sus infancias violentadas otras vez”, expresó Estela Antu Co, parte del colectivo de apoyo a los pueblos originarios de esa ciudad.

spot_img

Subscribete a Nuestro Boletín

Últimas Informaciones

Subscribete a Nuestro Boletín

spot_img

Últimas Informaciones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí