6.9 C
Temuco
21 mayo 2024
spot_imgspot_img

Guía volcanológica integra el conocimiento científico y la sabiduría mapuche para la gestión del peligro volcánico

 

Tras un año de trabajo, el pasado mes de marzo fue lanzado el libro «Siguiendo las huellas de los Gigantes de Kütralkura: guía de exploración volcanológica para jóvenes«, documento que entrega información y conocimientos para el adecuado abordaje del peligro volcánico en la región de la Araucanía, con enfoque de género. El texto, desarrollado íntegramente por mujeres y jóvenes, se compone de cuatro capítulos e integra el conocimiento científico sobre el volcanismo de Chile con la sabiduría ancestral del pueblo Mapuche.

El proyecto fue financiado por el Programa Ciencia Pública y desarrollado por un grupo interdisciplinario de mujeres profesionales en la zona del Geoparque Mundial de la UNESCO Kütralkura. La iniciativa contó con el apoyo de un alto número de instituciones públicas y privadas, como el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin), el Centro de Excelencia en Geotermia de Los Andes (CEGA), Volkanica Outdoors, el Departamento de Geología de la Universidad Chile, la consultora Xterrae, la Sociedad Geológica de Chile y siete municipios de la región de la Araucanía.

Ciencia y saber local

Esta guía volcanológica es un proyecto editorial con enfoque participativo. Aunque el libro es el producto final, lo realmente gravitante del proyecto es la participación activa de las comunidades locales en su elaboración. La Dra. Sofía Vargas-Payera, directora creativa de esta iniciativa, destaca que «uno de los principales atributos es que integra distintos conocimientos, el científico y el local, junto a visiones de mujeres de distintas edades. Eso de una forma armónica y llamativa para el público juvenil».

Todas estas fuentes de conocimiento se entremezclan con fluidez a lo largo del libro, dando cuenta de que los volcanes no son solo objetos de estudio académico, sino que son estructuras geológicas esenciales en la cosmovisión de los habitantes que viven en sus inmediaciones. Bajo este enfoque, por ejemplo, el volcán Llaima no es solo un estratovolcán con capas de lava endurecida alternada con capas de piroclasto, sino que es el lugar donde reside el calor que sustenta la vida en la Tierra. «Las comunidades locales tienen una concepción del mundo que debe ser ponderada, evaluada y considerada al momento de generar políticas de protección social, especialmente en zonas de riesgo», plantea la Dra. Vargas, quien afirma que «esta guía es un intento por rescatar e integrar ambos conocimientos».

«Este es un proyecto vanguardista e inédito no solo a nivel nacional, sino que a nivel mundial«, dice María Angélica Contreras, coordinadora general del proyecto y geóloga del Observatorio Volcanológico de los Andes del Sur (OVDAS), perteneciente a Sernageomin, cargo que le ha permitido conocer experiencias internacionales sobre el tema. «Su conexión armoniosa con otros saberes apunta a contribuir a la formación de una sociedad que cuenta con herramientas que le permitirá reducir los impactos generados por futuras erupciones volcánicas», enfatiza.

Por otra parte, siendo un país con 90 volcanes activos, «Chile es un país tremendamente activo en lo que respecta a erupciones volcánicas y es justamente en estos periodos de quietud, sin episodios en curso, donde el trabajo debe magnificarse con el fin de enfrentar exitosamente los procesos naturales que vendrán«, sostiene María Angélica Contreras.

Para lograr el propósito de integrar conocimientos de una forma preventiva, el grupo de trabajo realizó ocho encuentros a lo largo de todo 2023, congregando a más de 50 mujeres y jóvenes habitantes de Melipeuco, Vilcún, Curacautín, Lonquimay, Curarrehue, Lautaro y Cunco, comunas que conforman el Geoparque Mundial UNESCO Kütralkura. En dichas sesiones, además, participaron cerca de 15 mujeres del mundo académico y técnico, para un resultado final que aglutinó a las geociencias, las ciencias sociales y la sabiduría local en un solo conjunto.

Reducir brechas de género y conversación intergeneracional

El proyecto fue 100% desarrollado por mujeres y jóvenes de las comunas mencionadas, dando cuenta de una preocupación creciente en el mundo científico y en tomadores de decisión a nivel político: las enormes brechas de género ante un desastre socionatural. «El género, la edad, el origen, el nivel socioeconómico, entre otros, influyen en la capacidad de las personas de prepararse y reaccionar frente a un desastre«, cuenta Carolina Geoffroy, directora general del proyecto.

Al dirigirse específicamente a mujeres jóvenes, la iniciativa reconoce y aborda varias brechas de género y también la falta de espacios de conversación intergeneracional. «Se creó un espacio de intimidad y confianza para expresar las ideas. Quienes lideramos el proyecto hubiéramos deseado tener en nuestra adolescencia espacios de este tipo. Esto se ve reflejado en el empoderamiento y compromiso que tuvieron las jóvenes con la construcción de este libro y los conocimientos adquiridos en relación a los peligros volcánicos durante el proceso«, relata Carolina Geoffroy.

De esta manera, el libro visibiliza el trabajo de mujeres en distintos ámbitos de las ciencias para aumentar así el número de mujeres en espacios de decisión y áreas científicas. Por otra parte, además, se focaliza en jóvenes mujeres habitantes de las zonas expuestas a peligros volcánicos.

Este problema es global, con innumerables ejemplos en Latinoamérica que demuestran lo crítico de las brechas de género. Un documento de ONU Mujeres, publicado en 2022, destaca que un porcentaje muy alto de mujeres trabaja «en la economía informal, a menudo sin contrato y sin acceso a los sistemas de protección social vinculados al empleo formal. Además de estar a cargo de menores y adultos mayores, lo que termina fragilizando su posición ante una situación de riesgo». En este sentido, el proyecto también se alinea con los esfuerzos globales para promover la igualdad de género en campos STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas).

Sobre el Geoparque Mundial de la UNESCO Kütralkura

El Geoparque Mundial de la UNESCO Kütralkura está ubicado en la Región de la Araucanía y busca contribuir al desarrollo sostenible de sus comunidades. Después de diez años de trabajo entre diversas instituciones públicas y privadas, organizaciones locales y cuatro municipios, el Geoparque Kütralkura fue reconocido oficialmente en abril de 2019 como el primer Geoparque Mundial UNESCO de Chile, distinción que fue ratificada en 2023.

Su Plan Estratégico incluye un enfoque especial en la Geoeducación, buscando no solo enseñar sobre geología y ciencias de la Tierra, sino también integrar estas disciplinas con aspectos culturales, históricos y ambientales de la región. Su nombre significa «Piedra (kura) de fuego (kütral) en mapuzungún, y realza la intensa actividad volcánica presente, así como también la cultura ancestral Mapuche-Pewenche. Tiene 300 millones de años de historia geológica, seis volcanes activos en su territorio y 108 geositios disponibles para visitar. Dentro de sus límites se encuentran los volcanes Llaima, Lonquimay, Sollipulli, Quetrupillán, Lanín y Tolhuaca.

Durante abril de 2024 se realizarán diversas actividades para presentar este nuevo libro en todas las comunas que pertenecen al Geoparque. En estos encuentros, además, se realizará la distribución física del ejemplar.

spot_img

Subscribete a Nuestro Boletín

Últimas Informaciones

Subscribete a Nuestro Boletín

spot_img

Últimas Informaciones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí