10.9 C
Temuco
21 mayo 2024
spot_imgspot_img

Despojo territorial, abandono estatal y extractivismos en territorio Mapuche de Puelmapu

13 ka14 antü, abril küyen mew.
Despojo territorial, abandono estatal y extractivismos como propuestas para
enfrentar la crisis económica. ¿Qué sociedad queremos?.



El fin de semana pasado, durante los días 14 y 15 de abril, nos reunimos como
Coordinadora Mapuche Tehuelche debido a las situaciones urgentes que venimos
atravesando como Pueblo Mapuche en esta parte del Puel Mapu que se conoce como
provincia de Río Negro y que no son situaciones ajenas a los hechos violentos, racistas,
genocidas y de atentado contra los derechos humanos y colectivos que vive gran parte de la sociedad en Argentina.

Como Pueblo y sociedad estamos viviendo un complejo escenario político, social, cultural, económico, educativo y territorial. Escenario que vemos cómo se desenvuelve y se lleva a cabo en los barrios, en los campos, en las ciudades, en los parajes donde vivimos; en las calles, las rutas y caminos que andamos así como en los diferentes lugares donde trabajamos. Es por eso que diversos son los motivos que hacen que nos juntemos, realicemos gütxam y lleguemos a un pensamiento común que reafirma y sostiene que hoy, más que nunca, es un deber y un compromiso trabajar en el cuidado y defensa del territorio que aún
nos queda.

Es preocupante lo que sucede a nivel nacional con la creciente política fascista, racista,
violenta, colonial y sumamente patriarcal. Un ejemplo de ese tipo de política son los
diferentes proyectos presentados en el congreso que no tienen el objetivo de mejorar la
calidad de vida de las personas si no todo lo contrario, el objetivo es mutilar derechos en
beneficio de lo individual que no es usted, ni usted que está leyendo como nosotrxs que
escribimos y compartimos estas reflexiones.

Uno de esos proyectos racista y voraz es el presentado recientemente por el diputado
Pichetto que busca que el Estado nacional desconozca los territorios comunitarios del
conjunto de la población indígena que, contradictoriamente, el mismo Estado reconoce en
su propia legislación.

Lo que viene sucediendo a nivel nacional -así como el desfinanciamiento, cierre y
eliminación de diferentes organismos e instituciones- tiene su correlato en las situaciones
que se están dando a nivel provincial: despido de trabajadores de la educación, de salud,
cierre de áreas, recorte de presupuestos, intento de cierre de espacios culturales,
bibliotecas, falta de insumos en los hospitales, judicialización de comunidades, avance de
mineras en territorios comunitarios, entre tantas otras.

Si bien la gobernación provincial públicamente ha manifestado su descontento y no
conformidad con las medidas neoliberales y de ajuste tomadas a nivel nacional, por la forma de actuar pareciera que el Estado Provincial y Nacional estuvieran sin ningún contrapunto y en total acuerdo. Ambos ven que la salida a la “crisis económica”, a la “falta de presupuesto” y al pago de deudas es a través de la venta y explotación de lo que consideran recursos naturales y como se le suele denominar más modernamente recursos estratégicos como latierra y el agua.

La provincia de Río Negro es y viene siendo foco de diferentes inversiones extranjeras. El
gobernador Weretilneck abiertamente ha dicho sin titubeos que Río Negro es una provincia
minera, entonces como no hay plata, como no hay financiación del gobierno nacional, no
hay recursos para sostener los espacios educativos, los espacios hospitalarios, como no
hay fuentes laborales, como no se pueden garantizar los sueldos a lxs diferentes
trabajadorxs estatales y como hay una millonada de deudas para pagar la salida es: la
explotación minera.

Salir de la crisis económica mediante la minería pero… ¿A costa de quienes, a costa
de qué y a beneficio de quienes?
En Río Negro las decisiones políticas llevadas adelante en estos años por parte del gobierno de Juntos Somos Río Negro están impactando negativamente en la vida misma del amplio sector indígena y están poniendo en riesgo nada más ni nada menos que la posesión de los territorios por parte de las comunidades Mapuche y Mapuche Tehuelche.

No hay polìticas públicas en lo educativo: La implementación de la modalidad Educación
Intercultural Bilingüe es, desde hace 10 años, una política relegada donde lxs trabajadorxs
trabajan en condiciones de precariedad laboral, donde el Ministerio de Educación y
Derechos Humanos no publica materiales que sirven como instrumentos didácticos para lxs
maestrxs interculturales así como tampoco tiene intenciones de reglamentar la modalidad
misma. A toda esta falta de responsabilidad estatal se suma el hecho de que lxs docentes
tienen que convivir con diferentes situaciones de violencia y discrimación en los mismos
espacios educativos por el solo hecho de ser maestrxs indígenas.

En estos largos 10 años quienes están al frente del Ministerio de Educación han mantenido
una decisión de no voluntad en reunirse con el Equipo de Educaciòn Intercultural Bilingüe
del Consejo de Desarrollo de Comunidades Indígenas (CoDeCI) para abordar estas
problemáticas.

En el mismo sentido, a beneficio de los propios intereses de quienes gobiernan, no hay
políticas de desarrollo para las pequeñas familias crianceras y hortaliceras que desde hace
más de 10 años vienen afrontando crisis tras crisis sin respuestas duraderas y
acompañadas por parte del gobierno provincial. Hoy una de las graves crisis que afrontan
las y los pequeños productores y las comunidades es la falta de agua en los campos y el
avance de la sarna que en este último caso no ha habido un plan de vacunación o un plan
de financiamiento-siquiera- que les facilite adquirir con rapidez los medicamentos que se
requieren para cortar el avance de la peste y de esta forma cuidar la majada para que en el
mercado no pierda valor.

Esta falta de acompañamiento, falta de atención a un sector de la población y falta de
políticas públicas tienen una intencionalidad por parte del gobierno provincial que se refleja
hasta en el desfinanciamiento para que el organismo Co.De.C.I. encargado de resguardar
nuestros derechos colectivos, territoriales, culturales, espirituales, educativos, lingüísticos y
medicinales no pueda funcionar como debería. En este lugar a diferencia de lo que muchxs
creen no trabajan funcionarixs del gobierno sino que trabajan nuestrxs propixs lamgen en
condiciones laborales desiguales a diferencia de otrxs funcionarixs públicos.

Desde hace más de 8 años el organismo CO.DE.C.I registra solicitudes para: la obtención
de nuevos vehículos, reposición de equipamiento tecnológicos PC, GPS, recurso humano
técnico para las diferentes delegaciones en la provincia é inclusive solicitudes de apertura
de nuevos espacios en el Alto Valle y Zona Atlantica de Río Negro, solicitudes que hasta el
momento no han sido atendidas como tampoco han sido atendidas las demandas históricas
que vienen planteando las comunidades a través de la organización y del CODECI. Estas
situaciones nos desfavorece como Pueblo porque mientras limita a pu lamgen a llegar a los
territorios en tiempo y forma, favorece que las instituciones como Dirección de Tierras, las
secretarías recientemente creadas de Minería y Comisiones de Fomento lleguen en sus
tiempos y en sus formas a los territorios donde hay minerales para ser explotados.
¿Este desfinanciamiento es sólo por falta de recursos? Sabemos que no. Es claramente
una decisión política de Juntos Somos Río Negro, dado que estas situaciones le permite al
gobierno “visitar” de manera individual a algunas comunidades y hacer buenas promesas
para dividirnos como Pueblo.

El avance hacia los territorios se está dando de diferentes maneras, la falta de voluntad
política del gobierno provincial pone en riesgo nada más ni nada menos que nuestra propia
existencia. Se pretende concluir con el exterminio de diferentes formas de ver, entender y
habitar la vida en esta parte del mundo. Formas que no entienden ni conciben la existencia
a costa de otras, que no entienden el consumismo voraz que da más valor a lo tecnológico
que a lo humano y a la vida misma.

Es mucho lo que tenemos para decir, para denunciar y en estos días que vivimos pareciera
que el tiempo no alcanza. Este txawün compartido nos dió la posibilidad de parar un
momento, encontrarnos y tomar fortaleza. Con la misma fortaleza vamos a llegar al
Parlamento que va a realizarse el 10, 11 y 12 de mayo en Wawel Niyeo.

A nuestrxs lamgen les decimos que los gobiernos no nos encuentren solxs a la hora de
intentar despojarnos de los territorios.

Al gobierno le decimos que defendemos el territorio porque somos parte del mismo.
Puel Mapu 17 de abril de 2024

spot_img

Subscribete a Nuestro Boletín

Últimas Informaciones

Subscribete a Nuestro Boletín

spot_img

Últimas Informaciones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí