11.9 C
Temuco
16 junio 2024
spot_imgspot_img

Ana Llao: «La violencia no es provocada por el pueblo Mapuche, es provocada por intereses económicos»

Los territorios de La Araucanía y las provincias de Arauco y el Bío-Bío llevan dos años en un Estado de Excepción decretado por el Presidente de la República, Gabriel Boric. La militarización vendría a frenar los hechos de violencia en la zona, sin embargo, son diversas las voces y testimonios que dan cuenta de la estigmatización y criminalización en el territorio. Para explorar y entender la situación de este longevo conflicto, como Radio JGM entrevistamos a Ana Llao, histórica dirigente mapuche y actual Consejera Nacional ante CONADI.


Por Fernanda Imbert Fuentes
Radio JGM de la Escuela de Periodismo de la U. de Chile
18 de mayo de 2024


Este jueves 16 de mayo se cumplieron dos años exactos desde que La Araucanía y las provincias de Arauco y Bío-Bío se encuentran en Estado de Excepción, uno que el pasado 24 de abril se prorrogó por un mes más, iniciando el 6 de mayo y terminando el 5 de junio. Según el Ejecutivo, gracias a ella los hechos de violencia rural han disminuido a la mitad en comparación con 2021, y los ataques incendiarios un 44% respecto a 2023.

Pero no se puede negar que junto a la militarización de la zona, ha aumentado la ola de criminalización y estigmatización al territorio. Para entender más de la situación conversamos con Ana Llao, histórica dirigente mapuche de la organización Az Mapu y actual dirigente nacional ante CONADI, quien nos señaló que esta es la primera entrevista que ha dado en relación al gobierno actual.

– Considerando su larga trayectoria como dirigente ¿Qué balance hace sobre la administración del Presidente Gabriel Boric?
– «Aquí existe una falta de voluntad política para trabajar el fondo de la problemática del pueblo Mapuche, porque es en el pueblo Mapuche dónde, supuestamente, existe la violencia, terrorismo, crimen organizado y un montón de temas. Creo que la demanda del pueblo Mapuche no se puede catalogar con esta tipología que le ha dado la clase política a nivel país. La demanda del pueblo Mapuche no se va a resolver con más carabineros o militares en cada uno de territorios. La demanda Mapuche se va a resolver siempre y cuando el gobierno de turno tenga la capacidad de abordar la demanda que se ha planteado desde hace siglos, es una demanda histórica, y el Estado perfectamente sabe porque el Estado ha sido responsable frente a este tipo de problemática que existe hoy día en nuestras comunidades Mapuches».

«Podemos abordar de dos puntos de vista la supuesta violencia y terrorismo, me da la impresión y en esto responsabilizo a este gobierno, que hoy en día todos lo que tenemos cara de Mapuche y apellidos Mapuche poco menos somos responsables de la violencia. La violencia no es provocada por el pueblo Mapuche, es provocada por los grandes intereses económicos, políticos y de Estado, para seguir manejando y atemorizando al pueblo Mapuche como si siguiéramos en el siglo XIX».

– En relación a la nueva extensión del Estado de Excepción, ¿Están surgiendo efecto las excepciones constitucionales o son un parche para esconder el mal manejo de la crisis?
– «No sé si es mal manejo o, en el fondo, es una política del Estado actuar de esta forma. Porque militarizando los territorios y no siendo capaz de abordar el tema, a mí me hace que no hay voluntad política para abrir y hablar de un diálogo verdadero donde las diferentes expresiones del pueblo Mapuche. Porque, comparando con los años ochenta, hoy día hay diferentes expresiones políticas Mapuches en el Wallmapu y pienso que no hay que tenerle miedo a las diferentes opiniones y expresiones. Entonces los diálogos deben construirse con todos los actores, pero esos diálogos deben ser sin la presencia de los militares y policías en todos los territorios, sin represión y sin encarcelamientos. El Estado tiene que dar señales verdaderas y reales».

– ¿Qué condiciones se tendrían que dar para que este diálogo surja?
– «Ni colocando más policías o militares en las comunidades se va a propiciar el diálogo. El gobierno tiene que decir que ‘hay una deuda que pagar’, como las demandas territoriales. Aquí hay temas políticos y decisiones políticas que tiene que tomar el gobierno, en este caso el gobierno del presidente Boric, que ya está terminando casi su gobierno y que al parecer, no va a alcanzar a resolver lo que él había dicho. Porque cuando él asumió dijo que las compras de tierra iban a ir acompañadas de todas las infraestructuras y para eso se requieren recursos y voluntad política pero con un parlamento que es todo lo contrario, que niega la existencia de los pueblos originarios, ¿ustedes creen que podríamos resolver el tema y tener un diálogo real y objetivo?»

– ¿Cómo se ha estado viviendo en las comunidades mapuches estos dos años de Estado de Excepción y el juicio de Héctor Llaitul?
– «Mucha represión, mucho control en las carreteras. Por eso yo no logro entender este asesinato (de los carabineros), que yo obviamente condeno porque soy persona y nadie se merece que le quiten la vida de esa forma; pero habiendo tantos controles, drones y cámaras de seguridad y que suceda esto es bien curioso y hoy día este hecho lo están sufriendo las comunidades. Yo estoy yendo a ver Machis por esos lados y hace poco la Machi me decía que no fuera porque su comunidad estaba siendo vigilada y fueron allanados; ellos son una comunidad chiquitita y super pacífica. Pero así están nuestras comunidades en algunas partes, sobre todo aquellas estigmatizadas como violentas».

 

spot_img

Subscribete a Nuestro Boletín

Últimas Informaciones

Subscribete a Nuestro Boletín

spot_img

Últimas Informaciones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí