10.9 C
Temuco
21 mayo 2024
spot_imgspot_img

Más de 10.000 sitios arqueológicos precolombinos en la selva amazónica son registrados por científicos

Los hallazgos demuestran que los pueblos antiguos poseían sofisticados métodos de construcción, cultivo de la tierra y domesticación de plantas que les permitían coexistir con la selva sin tener que destruirla.


INformación publicada por actualidad.rt.com
octubre de 2023


Los científicos han hallado pruebas de que la región amazónica no es una selva virgen, sino que ha sido alterada significativamente por los pueblos indígenas que la han habitado durante más de 12.000 años. El estudio, publicado en la revista Science, sugiere que hay grandes yacimientos arqueológicos ocultos en las profundidades de los bosques amazónicos.

Expertos del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales de Brasil llevaron a cabo un estudio de cinco años en el que más de 200 científicos utilizaron drones y aviones equipados con el dispositivo LiDAR para estudiar una zona de la Amazonia que constituye el 0,08% de los siete millones de hectáreas de la mayor selva tropical del mundo. Esta tecnología utiliza luz láser reflejada para crear una representación tridimensional del paisaje. En los últimos años se han descubierto muchos yacimientos arqueológicos con este sistema.

En la zona estudiada, los científicos descubrieron 24 nuevos yacimientos arqueológicos que parecen las ruinas de una antigua ciudad construida por los indígenas antes de la llegada de los europeos a América. Los yacimientos están situados en la cuenca del río Xingú, en el sur de la Amazonia brasileña, e incluyen caminos con terraplenes, estanques artificiales, presas, acequias, cementerios, estanques para peces y otros objetos.

Los expertos calculan que hay entre 10.000 y 24.000 movimientos de tierra antiguos en la Amazonia, lo que indica que muchas zonas de la selva ya habían sido ampliamente intervenidas por civilizaciones precolombinas. Los hallazgos demuestran que los pueblos antiguos poseían sofisticados métodos de construcción, cultivo de la tierra y domesticación de plantas que les permitían coexistir con la selva sin tener que destruirla.

Vinicius Peripato, uno de los autores del estudio afirmó que la tecnología LiDAR ha mejorado notablemente la comprensión espacial de la arqueología en lugares con paisajes boscosos. Según Peripato, los yacimientos arqueológicos encontrados son muy diferentes de los construidos por los mayas, por ejemplo, porque estos utilizaban piedra y los pueblos amazónicos, tierra.


En la antigua Amazonia practicaban la agricultura ‘verde’: preparaban abono y fertilizaban el suelo

Tras combinar los análisis de los suelos con estudios etnográficos y de las prácticas agrícolas de los aborígenes modernos, el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), la Universidad de Florida y científicos brasileños Brasil, concluyeron que las tierras negras surgieron de forma artificial como una forma para nutrir el suelo y mantener numerosas y complejas sociedades, según se desprende del estudio, que ha sido publicado en Science Advances.

«Si quiere obtener grandes asentamientos, necesitará una base nutricional. Pero el suelo del Amazonas está muy desprovisto de nutrientes y es naturalmente pobre para la mayoría de los cultivos», aclaró Taylor Perron, profesor del MIT y participante del estudio. «Sostenemos que los humanos participaron en la creación de la tierra negra y modificaron intencionadamente el entorno antiguo para convertirlo en un lugar mejor para las poblaciones humanas».

Entre otras cosas, los científicos estudiaron prácticas agrícolas modernas del pueblo Kiukuro, en el sureste del Amazonas, consistentes en la creación de ‘basureros’, es decir, vertederos de desperdicios y de restos de comida con los que generan abonos naturales en lugares cercanos al centro del asentamiento. Los aborígenes también esparcen cenizas en los campos y colocan carbón en las raíces de los árboles.

Como resultado de estas competentes técnicas agrónomas, el suelo se enriquece significativamente con carbono orgánico, adquiere un color negro y se vuelve más fértil, sugiere el estudio.

La práctica de almacenar el carbono en el suelo durante siglos trajo consigo que algunos sitios antiguos contengan toneladas de carbono.

En resultado, puede concluirse que muchos siglos atrás los nativos del Amazonas se dedicaban a lo que ahora se considera una técnica de agricultura «verde».

«Los esfuerzos modernos de agricultura sostenible y de mitigación del cambio climático, inspirados en la persistente fertilidad de la antigua tierra oscura, pueden aprovechar los métodos tradicionales practicados hasta el día de hoy por los indígenas amazónicos», concluye el artículo.

spot_img

Subscribete a Nuestro Boletín

Últimas Informaciones

Subscribete a Nuestro Boletín

spot_img

Últimas Informaciones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí